Thursday, March 09, 2006

LITERATURA SIGUE DE LUTO

Para nosotros es muy triste comunicar que el gran poeta peruano Jorge Eduardo Eielson falleció ayer en Italia.

Aún consternados por la muerte de Pilar Dughi, nos llega esta desbaratante noticia. Aunque todavía no todos los diarios, todos los blogs literarios y muchos no literarios están comentando la terrible noticia (terrible para nosotros por supuesto, no para él), frente a la cual, con la mirada en blanco, sólo podemos reducirnos al silencio.

Eielson no necesita presentaciones; es simplemente el mejor poeta vivo que nos quedaba a los peruanos. Para los que aún no lo conocen he aquí unos datos sacados de la página que Perú Cultural le dedicó y que linkeamos al final.

Nacido en Lima (Perú) en 1924, desde hace casi cincuenta años vivía en italia. Fue uno de los miembros más importantes de la generación del 50 considerado como uno de los mayores poetas y artistas latinoamericanos del siglo, participó en varias bienales de Venecia, en documenta, de Kassel (Alemania), expuso en algunos museos de Europa y América Latina, y en colectivas en el Moma de Nueva York. sus libros, escasos pero determinantes, han sido publicados por prestigiosas editoriales, entre las cuales «vuelta» dirigida por Octavio Paz, en México. Entre los reconocimientos a sus libros y trabajos visuales (pinturas, esculturas, ensamblajes, instalaciones, performances) cabe mencionar el Premio Nacional de Poesía, obtenido a los 21 años en Perú, bolsas de investigación y estudios otorgadas por el Gobierno Francés, la Unesco y la Fundación Guggenheim de Nueva York, además de importantes adquisiciones de sus obras por parte del Museo de Arte Moderno de Nueva York y de la colección Nelson Rockefeller, de la misma ciudad. El King's College de la universidad de Londres dedicó un congreso internacional al conjunto de su obra. Entre sus poemarios destacan "Reinos", "Habitación en Roma", y "Mutatis Mutandis". Asimismo, es autor de la novela experimental "El cuerpo de Giulia-no".

En esta página web podremos encontrar casi su obra completa, tanto en literatura como en las otras artes que tan bien trabajó.

Eielson se va sin ceremonias y sin títulos, sin esculturas y sin músicas de cámaras, solitario en su arte, mutando de materia, vaciando su amada habitación para irse al reino último, el único, y nos deja en la noche oscura del infierno, con un Nudo en la garganta.
He aquí la despedida en sus palabras (toda esta semana postearemos sólo poemas del maestro):

Hoy me despido de mi patria

Siempre salada y luminosa
Gracias a su pescado
Y a la divina espuma
De mi infancia en el océano
Cruel arena sin embargo
Que no alimenta niños ni animales
Que viven sólo de huesos
Y limosnas. Adiós extraña patria
Purgatorio de plateadas olas. Adiós
Pescado azul adiós
Arena atroz

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home