Wednesday, January 11, 2006

Y Aulló en la Casa España También

Rodolfo Hinostroza, luego de presentar Memorial de Casa Grande en la Feria Ricardo Palma, fue llevado a la Casa España por su joven editor Víctor Ruiz. Esta vez los presentadores fueron Víctor Ruiz, por supuesto, y Camilo Fernández Cozman, el importante crítico literario. Víctor relató algunas anécdotas vividas con Rodolfo, a propósito de esta publicación, así como el origen de la misma. Camilo llevó al público por un interesante viaje por la obra de Hinostroza. Empezó con Consejero del Lobo, mencionando poemas tan intensos como Horacio: "Se han detenido, Horacio, las flechas en medio de su vuelo." O el mareante, para muchos, pero muy buen poema que abre Contra Natura, Gambito de Rey, el poema de la conversación ajedrecística que vinculó Marco Martos, en la anterior presentación, con una conversación entre el hijo y el padre. Y luego , Imitación de Propercio, el poema que muestra su oposición al autoritarismo, que acá exige el canto a la revolución: "Oh César, oh demiurgo, / tú que vivesinmerso en el Poder, deja / que yo viva inmerso en la palabra." Cuan actual es este poema, especialmente en nuestra realidad política, pero también cultural.

Naturalmente, terminó hablando del libro presentado: Memorial de Casa Grande, que maneja un lenguaje muy diferente a los anteriores y que a varios no sólo ha sorprendido sino ha desilusionado. El uso del lenguaje coloquial, de la calle, y de una forma estrechamente vinculada con el romancero español es incomprensible para muchos literatos que esperaban algo "nuevo" o más del mismo Hinostroza de los sesentas. Por supuesto, a Rodolfo poco le interesaba escribir más consejeros o contranaturas. Ya comentaremos el libro en otra sección. En cuanto a Camilo, se detuvo en otro intenso pero íntimo y familiar poema: Los Huesos de mi Padre, que el ronco lobo leyó luego: "Serán éstos los 206 aristocráticos huesos de mi padre?". Poema que cuyo interesante análisis, por un alumno de San Marcos, presencié el año pasado en una clase de Hildebrando Pérez. Por cierto, gracias Hildebrando por la invitación a presenciar esas poetizadas clases tuyas.

Al final nos unimos al poeta y a los presentadores para perennizar el momento: MaryCarmen, Camilo, Rodolfo, Víctor y yo.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home