Tuesday, May 23, 2006

"…Ojala la poesía diera para tanto mi querido Ignacio".


Ojalá la poesía se sentara a nuestra mesa por las mañanas,
para servirnos la leche tibia y el pan con mantequilla.
Ojalá tomara el microbus en cada esquina,
junto a la señora con canasta y al señor de cobarta.
Ojalá la poesía sirviera como pretexto,
para llamar a un viejo amigo o tal vez nuevo.
Ojalá diera el abrazo de paz en cada misa,
desde el púlpito o la última banca de las iglesias.
Ojalá la poesía se imprimiera como noticia
para ocupar las primeras planas en cada diario de la ciudad.
Ojalá se bebiera como cerveza en las cantinas
para que los hombres no maltraten más a sus mujeres.
Ojalá la poesía nos tocara la puerta cada tarde
como hijo que viene del colegio a contarnos sus travesuras.

MaryCarmen
Si miramos hacia el norte, hay un país llamado Colombia golpeado por el narcotráfico y el terrorismo que año a año lucha por olvidarse de sus problemas y le dedica unos días a lo que parece ser el festival de poesía más grande del mundo.
Yo me pregunto y no creo ser la única, por qué acá, no podemos unirnos escritores y no escritores y dedicarle un momento también a la poesía, tomarnos unos días para lanzar palabras nuevas para callar injusticias viejas que llevamos sobre nuestros hombros y que hombres con ansia de fortuna y poder desean prolongar durante muchos años más.
La ciudad de Colombia que albergará a más de 75 poetas de 50 paises, es la ciudad de Medellín y la cita será entre el 24 de junio y el 2 de julio de 2006. Ver una pequeña foto del público que llega desde tempranas horas a escoger el mejor asiento me causa mucha alegría por la poesía, pero al mismo tiempo una gran envidia por el poco público que acude acá a disfrutar de ella.

Festival de Poesía de Medellín

Un país para la vida

"El pueblo resiste a un tiempo todavía medieval de masacres.

Se devasta el bosque sin nombrarlo.

La amenaza muestra todos sus dientes.

Se escamotea la luz en los jardines y en los árboles.

Monstruosos sistemas de espionaje controlan a los ciudadanos.

Los medios de comunicación son torturadores y retransmiten sólo la diaria procesión de la muerte.

La matanza nos ha incomunicado y disgregado en el laberinto de la desconfianza.

Pero toda esa muerte no ha clausurado la memoria del amor.


El presente está sitiado con tinta y fuego.

La diaria ley de la opresión se opone a la dialéctica del sueño.

Permanecíamos sordos ante el invierno y el verano.

Estábamos mudos para expresar a nuestros hijos a qué verde sueño no podíamos renunciar."

Corporación de Arte y Poesía Prometeo./Transversal 39 A No 72-52, Barrio LaurelesMedellín, Colombia.

festivalpoesiamedellin@yahoo.es

poetryfestivalmedellin@yahoo.es





1 Comments:

Blogger La hormiguita said...

Ojalá, muy bello poema. Saludos.

5:04 AM

 

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home