Tuesday, January 17, 2006

Fin


Me preguntaron por qué la parábola (post anterior) no parecía que terminara, ¿era acaso un recurso carveriano? (a propósito de comentarios antoinianos sobre finales carverianos) No, dije. Es para que tú pongas el final. Pero, bueno, si quieres quedarte esperando, éste es el más probable (insisto, lean post anterior):

Y el país de las arenas movedizas se hundió esperando, y el viejo impertérrito, al arrastrar sus zapatos por las inútiles arenas doradas, sólo encontró huesos

….pero ningún insecto.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home